Portada » No lo llames Propósito – llámalo Reto

No lo llames Propósito – llámalo Reto

4.3
(6)

No lo llames Propósito – llámalo Reto

By Luisana Mendez

El año 2022 está comenzando, es común que muchas personas dediquen los últimos y primeros días de un año a reflexionar, a hacer retrospectiva, a visualizar lo que quieren lograr en el nuevo año y en el futuro. Muchos de nosotros comenzamos a escribir nuestras resoluciones o propósitos. Pues bien, hoy te digo, “no lo llames Propósito, llámalo Reto”.

En mi tiempo de reflexión llegué a la conclusión de que los “propósitos” son todas aquellas cosas que deseamos conseguir y que tenemos la firme intención de alcanzar, pero muchas veces sólo se quedan en intenciones. Por lo general, tendemos a divagar y renunciamos con facilidad. Por su parte, el establecimiento de un “reto”, nos permite visualizar el objetivo con mayor precisión y, además, supone un estímulo y un desafío, no una competencia.

El año pasado tomé la decisión de comenzar un reto y hoy, quiero compartir contigo un poco de mi Journey haciendo el #52HikeChallenge2021. Este reto marcó un antes, un durante y un después en mi vida.

Año 2020, previo al Reto

En marzo del 2020 me enfrenté a una parte de mi que no conocía. Me reconocí frágil y vulnerable. La pandemia del COVID-19 trajo consigo incertidumbre, desconocimiento, miedos, y desarrolló en mi “ansiedad.” Al igual que muchos de ustedes, yo también tuve que enfrentar pérdidas, días difíciles, días con crisis emocionales, estrés, e incluso depresión. Sin embargo, descubrí que cuando caminaba al aire libre, mi actitud, mis emociones y pensamientos mejoraban. 

Descubrí los beneficios de estar al aire libre, de respirar el aire fresco, otras formas de conectar conmigo misma y con la naturaleza. Con cada caminata podía sentir cómo mi cuerpo, mente y espíritu, se acoplaban y despertaban en mí la motivación y la curiosidad por lo que estaba haciendo. Yo no quería dejar de caminar, de estar afuera y de conocer nuevos lugares. 

El tiempo fue pasando y yo seguía caminando. Algunas veces iba sola y otras veces acompañada. Era el momento más esperado de mis días. Recuerdo que les decía a mis amigas “yo quiero ser una hiker profesional” y me reía, porque era mi pasión por algo nuevo hablando sobre algo que desconocía completamente. 

No obstante, me di a la tarea de investigar sobre el #hiking y el mundo #outdoor, y aprendí que realmente es un deporte. El Senderismo (hiking) tiene muchos niveles de dificultad, se puede combinar perfectamente con otras actividades, no requiere mayor equipamiento, no hay reglas sobre la edad y condición física para practicarlo, y los beneficios pueden ser infinitos. En mi búsqueda encontré el #52HikeChallenge y me inscribí para retarme a mí misma a probar algo diferente. Esta ha sido una de las mejores decisiones de mi vida.

Año 2021, año del Reto

Cuando comenzó el 2021 yo tenía un plan. Sería una persona más outdoor y haría más #hiking. Tenía un reto que cumplir, caminar al menos una vez por semana durante todo un año. 

Los primeros días de enero yo estaba de vacaciones y tuve la oportunidad de hacer mis primeros Hikes en Arizona y Texas, fue realmente emocionante y una forma estupenda de iniciar el reto. Cuando regresé a Minnesota me encontré en medio del invierno. Me sentí un poco abrumada por las bajas temperaturas. Yo quería y deseaba con toda mi alma poder estar afuera. Esto me motivó a profundizar en el aprendizaje de la práctica del senderismo. Aprendí sobre cómo hacer hiking en las diferentes estaciones del año, a recrear responsablemente, a navegar por los senderos y sobre las cosas esenciales que debemos llevar a las caminatas. También investigué sobre los diferentes sistemas de parques en Minnesota e incluso, descubrí nuevos retos en los que también comencé a participar. 

Pienso que la clave en todo lo que nos proponemos en la vida es la motivación. Yo estaba realmente emocionada con mi reto. Le conté a mis amigos y a mi familia sobre lo que estaba haciendo. Esto permitió que ellos se sumaran a la aventura y que yo sintiera su incondicional apoyo. Cada caminata significaba un gran logro en mi vida y lo compartía en las redes sociales para motivar y contagiar a otros.

Mi actitud, mi forma de pensar y de visualizar las cosas se transformaron positivamente. Cada caminata contribuía a mi salud física, mental y emocional. La experiencia de estar al aire libre me daba claridad sobre mi propósito de vida, mis sueños y las metas que quería alcanzar. Me llevaba a grandiosos niveles de concentración, productividad y creatividad.

Comencé a escribir mi journey sobre la experiencia que estaba teniendo en las caminatas. Decidí comenzar un blog bilingüe para compartir lo que estaba viviendo. Sé que mi inglés no es perfecto, pero esta decisión supone un nuevo reto en mi vida. De esta manera, se materializó esa idea que rondaba en mi cabeza desde hace varios años llamada Huellas Latinas.

Yo caminaba cada vez que podía, iba a diferentes parques, sola o con amigos. Mis publicaciones en redes sociales comenzaron a hacer eco. Tuve la oportunidad de diseñar y crear el reto #MujerLatina100Millas en el que participaron más de 60 mujeres de la Organización Mujeres Latinas Unidas MN, como parte de mi voluntariado allí. Comencé a trabajar con otras organizaciones y a liderar caminatas grupales. Durante la primavera y el verano lideré y compartí caminatas con familias, mujeres y jóvenes latinos. No se imaginan la cantidad de grandiosas personas que conocí y todo lo que aprendí de ellos.

Durante el trayecto fui sintiendo interés por otras actividades outdoor. Así que comencé a experimentar diferentes disciplinas en busca de desarrollar nuevas habilidades. Hice por primera vez snowshoe, cross country ski, bouldering, birding y paddleboarding, por mencionar algunos ejemplos.

El 28 de agosto de 2021 llegó el momento de hacer mi último Hike del reto y fue la caminata más especial de todas. Como por arte de magia, resultó que ese último hike coincidió con la visita de mis padres, quienes viajaron desde Venezuela a Minnesota por primera vez. Yo tenía casi 2 años sin ver a mi mamá y casi 4 años sin ver a mi papá. Completar este reto en compañía de ellos fue algo muy especial y maravilloso. Además, también estuvo mi familia, amigos muy cercanos y hasta mi pequeño amigo Ben Afquack (el pato de la foto), quienes se sumaron a celebrar este logro conmigo.

Completé el reto en 8 meses. Hice 52 Hikes, caminé 190.9 millas, visité más de 30 parques diferentes y conocí a cientos de personas maravillosas.

Después de completar el 52 Hike Challenge

Después de completar el reto entendí la importancia de desafiarnos a descubrir y alcanzar cosas nuevas. Además, me quedó claro que cuando comenzamos algo con tanta pasión, también nos damos la oportunidad a que la experiencia sea transformadora. 

Me siento muy orgullosa de mí misma por haber completado el reto y estoy infinitamente agradecida con mi familia, mis amigos y mi comunidad por haber sido parte de este logro. Sin embargo, más allá de alcanzar la meta, para mí lo más significativo fue disfrutar el proceso. Lo viví con todo mi corazón, aprendí muchísimas cosas, lo compartí con una gran cantidad de personas y finalmente, se convirtió en mi estilo de vida.

Seguí caminando durante todo el año 2021. Hice 81 Hikes, caminé un total de 285.6 millas y visité más de 75 parques diferentes. Organicé el #HuellasLatinasHikingClub para seguir realizando caminatas grupales con la comunidad Latina y amigos. Además, culminé el año con mucha emoción y expectativas de nuevos proyectos para el 2022.

Nuevos Retos para el 2022

¡Por supuesto! 

Estoy tan emocionada y motivada que este año también estoy participando en el #52HikeChallenge2022. Seguiré activa con mis proyectos, mi bilingue outdoor blog y #HuellasLatinasHikingClub. Trato de llevar un estilo de vida más outdoor, explorando nuevas actividades y además, completando el MN Hiking Club y MN Passport Club. También tengo otros retos más personales, profesionales y familiares que estoy segura de que iré alcanzando. Uno de ellos será el comienzo de “Vida sin Tapujos”, un programa de radio & Podcast junto a mi amiga Tania. Y el otro será leer 100 libros este año #100BooksChallenge.

Todos llevamos un estilo y ritmo de vida diferente. Establecernos retos debe suponer una estimulación y no un problema. No se trata de una competencia sino de un camino que vives y disfrutas mientras creces y aprendes. Quizás hay retos más interesantes o importantes. Sin embargo, estoy convencida de que este reto, por muy sencillo que parezca, puede llegar a transformar nuestras vidas “un paso a la vez”.  

Si quieres tratar algo distinto y hacer un reto, yo te recomiendo al 100% el #52HikeChallenge. Atrévete, quizás descubras la pasión por esta u otras actividades al aire libre. Pon un número, una fecha, haz un plan y ve por ello.

Luisana pero, ¿Quién es el pato?

Ben Afquack es mi querido amigo el pato (@minnesotaduck). Es la mascota de otros buenos amigos y fue uno de mis roomates en (2020). Ben es Modelo de fitness, un Drumming Duck y por si fuera poco, ganador de un Guinness World Records. Además, Ben es un pato aventurero que comparte nuestros logros y por ello, también se unió a mi último hike del reto.

Comenta abajo que te pareció este artículo o si tienes alguna pregunta. 

¡Únete a la aventura!

Atrévete a convertir algo ordinario en extraordinario.

 1,918 total views

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Share This Post
Have your say!
00

Customer Reviews

5
0%
4
0%
3
0%
2
0%
1
0%
0
0%

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

    Thanks for submitting your comment!